preguntenos preguntenos preguntenos

Las piscinas se han convertido en un espacio casi imprescindible a la hora de compartir momentos especiales con la familia y amigos, sin embargo para disfrutarlas, es importante realizar mantenimientos y limpiezas de forma periódica, a fin de garantizar la calidad del agua y preservar la salud de quienes hacen uso de ellas. En Colombia, el Decreto 0554 del 27 de marzo de 2015, determina las medidas de seguridad necesarias para el control y prevención de los riesgos que pueden afectar la vida y la salud de las personas.

Existen algunos factores externos que deterioran la limpieza de las piscinas, entre ellas, la temperatura ambiente que influye en la desestabilización del pH, propiciando el crecimiento de algas y la degradación de los químicos usados para mantener el agua limpia. Por esta razón, le presentamos algunas recomendaciones para mantener su piscina en óptimas condiciones:

  • Añadir diariamente cloro: Una buena práctica es depositar el cloro hasta que el pH se encuentre entre el 7,2 y el 7,6%.
  • Revisar que la piscina no tenga ninguna fisura en su estructura: Asegúrese que la alberca está en perfectas condiciones y no cuenta con ningún tipo de fractura en su interior. En caso de tenerlas, se recomienda usar un epóxido que cuenta un buen coeficiente de adhesión en contacto con el agua.
  • Limpiar la piscina antes de ser llenada: Se recomienda lavar el fondo de la piscina con cepillos especializados para fregar cada parte sin el uso de jabón, debido a que su composición puede reaccionar negativamente al contacto con el cloro.
  • Controlar la higiene de la alberca: Antes de entrar, asegúrese que el agua se encuentre libre de hojas o suciedad.

Por otro lado, existen herramientas y suministros para cumplir con los objetivos exigidos por la legislación colombiana, los cuales facilitan la labor de limpieza y mantenimiento de las piscinas, como limpiafondos, recogehojas, cloro, oxígeno activo, bromo, reguladores de pH, entre otros. Dentro de las causas más comunes de suciedad se encuentra:

Agua verdosa: Se produce por la presencia de algas en el agua y la estructura de la alberca. Puede ser tratado mientras se regula el pH entre 7,2 y 8.

Agua turbia: En el mayor de los casos, se debe a un pH demasiado alto que sobrepasa el 8%.

Agua coloreada: En este caso, el agua se encuentra mezclada con diferentes tipos de sales y se soluciona en casi todos los casos, ajustando el pH entre 7,2 y 8.

El agua irrita los ojos y la piel: cuando esto sucede, se debe al exceso de cloro libre mezclado con el agua y suele solucionarse disminuyendo la dosis diaria de cloro hasta el nivel de y 1,5 p.p.m.(partes por millón).

Agua con espuma: se origina cuando el agua entra en contacto con diferentes químicos y fluidos en grandes cantidades (alguicidas, cremas, sudor, etc).

La legislación colombiana propone el uso de algunos elementos como, los cuales hacen más fácil la labor de limpieza y mantenimiento de las piscinas, como limpiafondos, recogehojas, cloro, oxígeno activo, bromo, reguladores de pH, para una adecuada limpieza y mantenimiento de las piscinas, incluyendo algunas acciones diarias para evitar sanciones y cualquier otro tipo de complicaciones.

Representaciones industriales RDV cuenta con un amplio portafolio para entrega inmediata y la asesoría según su necesidad específica. Garantizamos el origen y estado del producto, especificaciones técnicas y de soporte.

 ¡Elija productos con calidad certificada! ¡No se deje engañar!